Franja Pagina Web SBMX_Declaración Fe  6.png
DECLARACIÓN DE FE

SEMBIMEX es una institución que no pertenece a una denominación.  Sin embargo, nuestra base doctrinal es Wesleyano/Arminiano.  

 

El siguiente texto es un resumen de nuestra Declaración de Fe completa. 

Sagrada Escritura

La Biblia es la Palabra de Dios escrita y totalmente inspirada. Sin error en los documentos originales, es nuestra autoridad suficiente y final para la fe y la práctica.

 

Dios

El único Dios verdadero y viviente es el Creador, el Soberano y el conservador de todas las cosas, ya sean visibles o invisibles.

Jesucristo

Jesucristo es la segunda persona de la Deidad Trina, quien se hizo hombre por la concepción del Espíritu Santo y el nacimiento virginal, murió por los pecados de todos, se levantó corporalmente de entre los muertos y ascendió al cielo a la diestra de Dios el Padre.

 

Espíritu Santo

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Divinidad Trina. Él es de la única sustancia con el Padre y el Hijo, de quien ha procedido y es co-igual con Ellos en la eternidad, la gracia y el poder.  Su ministerio es para glorificar a Jesucristo y Él está siempre presente y activo en la Iglesia.

 

Hombre, libre albedrío y pecado

El hombre fue creado al imagen de Dios y era inocente y puro. La semejanza a Dios incluía su capacidad de elegir entre lo correcto y lo incorrecto, y era, por lo tanto, moralmente responsable. Por su libre elección pecaminosa, Adán se rebeló contra Dios, cayó de su inocencia y pureza originales, y recibió una naturaleza caída y pecaminosa. Por este motivo, cada ser humano nace con esta naturaleza pecaminosa y por sus propias acciones pecaminosas se ha vuelto culpable ante Dios.

 

La gracia de Dios a través de Jesucristo se concede gratuitamente a todos los hombres, permitiendo a que todos los que se convertirán del pecado a la justicia y al creer en Cristo recibirán el perdón y la purificación del pecado.

 

Expiación

Jesucristo hizo un pago completo por los pecados de todo el mundo al derramar Su propia sangre sobre la cruz como un sacrificio perfecto y suficiente.

 

Nuevo nacimiento

Cuando las personas responden a la obra convincente del Espíritu Santo y confían en Cristo para la salvación, experimentan el nuevo nacimiento, un nacimiento espiritual. El creyente se convierte en una nueva criatura en Jesucristo y recibe al Espíritu Santo como su ayudante y testigo.

La plenitud del Espíritu

La plenitud del Espíritu es uno de varios términos usados ​​en la Biblia para describir esa obra de gracia en el corazón del creyente después del nuevo nacimiento por el cual es limpiado del pecado y habilitado para la vida santa y el servicio. La persona llena del Espíritu es capacitada por el Espíritu Santo que mora en él para amar a Dios con todo su ser y a su prójimo como a sí mismo, y está capacitado para vivir en la verdadera santidad de la vida. La llenura del Espíritu (la santificación completa, la pureza del corazón, la investidura del Espíritu y otros términos también se han usado) es una experiencia definitiva de limpieza y empoderamiento posterior al nuevo nacimiento.

 

Resurrección, cielo, e infierno

Habrá una resurrección del cuerpo tanto para los salvos como para los que no son salvos. Para aquellos que son salvos, estarán en la presencia inmediata de Dios. Para aquellos que no son salvos, serán arrojados al lago de fuego o al infierno.

 

La Iglesia y Su Unidad

La Iglesia es el cuerpo universal de Cristo compuesto por todos los verdaderos creyentes en Cristo, con Cristo como su cabeza. Todos los verdaderos cristianos son miembros el uno del otro y deben edificarse unos a otros en la fe y obedecer la Gran Comisión de Cristo al llegar a todo el mundo con el Evangelio de Jesucristo.